junio 14, 2016 6:30 pm

reconMag

Ligia Pérez-Cruz

Un nuevo estudio recientemente publicado en Science*, presenta los primeros resultados de la misión de la NASA MMS (Magnetospheric Multiscale Mision), incluyendo observaciones sin precedente de la interacción entre los campos magnéticos de la Tierra y del medio interplanetario. Los instrumentos a bordo de MMS han dado la primera observación directa y detallada del fenómeno conocido como reconexión magnética, el cual ocurre cuando dos líneas de campos magnéticos opuestos se rompen y se reconectan entre ellos, liberando cantidades masivas de energía.

El descubrimiento representa una pieza clave en la comprensión del magnetismo y del clima espacial.

Los instrumentos a bordo de MMS miden plasmas, gases calientes ionizados que tienen aproximadamente el mismo número de iones cargados positivamente y electrones cargados negativamente. Los plasmas del viento solar y la magnetosfera de la Tierra están magnetizados. Para que la reconexión ocurra los plasmas se tienen que “desmagnetizar” – es decir, se produce un desacoplamiento entre el plasma y el campo magnético. La etapa crítica y final en este proceso se produce en una región relativamente pequeña en el espacio conocido como la “región de la disipación de electrones.” A medida que los electrones se desmagnetizan, los campos magnéticos del medio interplanetario/Sol y de la Tierra se interconectan y el viento solar y los plasmas magnetosféricos se mezclan.

Se podría decir que la reconexión magnética es el corazón del “clima espacial”. Es responsable de los eventos solares explosivos, como las fulguraciones solares y eyecciones de masa coronal y controla las alteraciones en el entorno espacial de la Tierra.

*Science  12 May 2016: DOI: 10.1126/science.aaf2939

Categorizado en: ,