julio 26, 2016 6:44 pm

Progresión de dos años del Índice de El Niño 3, 4 para cada El Niño desde 1950 (Jacox et al., 2016*).

Rubén Castro

Observaciones de las anomalías de la temperatura superficial del mar en el Océano Pacífico tropical, evidenciaron la evolución de El Niño 2015-2016 (https://www.ncdc.noaa.gov/teleconnections/enso/), el cual es uno de los más intensos registrados, comparable en ciertos aspectos con los eventos de 1982-83 y 1997-98. Lo anterior fue reportado recientemente en la revista Geophysical Research Letters* en relación a los impactos de El Niño 2015-2016 sobre el Sistema de la Corriente de California (SCC). En cuanto al estado físico del SCC, dichos impactos han sido más débiles a lo esperado con base en las anomalías tropicales de temperatura superficial del mar. Los campos de temperatura y densidad reflejan la persistencia de anomalías en varios años más que de El Niño. Aunque las anomalías de temperatura superficial del mar alcanzaron registros altos a fines de 2015, éstas no fueron acompañadas por la generación de ondas de Kelvin intensas o el debilitamiento de vientos favorables a surgencias en la región central/sur del SCC. La respuesta del campo de densidad subsuperficial frente a las costas de California fue en consecuencia débil, comparado a los eventos Niño’s 1982-83 y 1997-98. Por lo tanto en este estudio se anticipan que los impactos relacionados con El Niño en la primavera/verano de 2016, en cuanto a la productividad primaria serán débiles.

*Jacox, M. G., E. L. Hazen, K. D. Zaba, D. L. Rudnick, C. A. Edwards, A. M. Moore, and S. J. Bograd (2016), Impacts of the 2015–2016 El Niño on the California Current System: Early assessment and comparison to past events, Geophys. Res. Lett., 43, doi:10.1002/2016GL069716.

Categorizado en: ,