Temario III

Teoría por Fin

Para que una hipótesis se convierta en teoría es necesario, primero, que haga predicciones sobre algo nuevo y, segundo, que esas predicciones se comprueben en la realidad. Hemos aprendido a través de milenios que ésta es la manera más segura de avanzar los conocimientos sobre la realidad. En nuestro caso, la Hipótesis de Gaia plantea que, de alguna manera todavía desconocida, en la Tierra operan mecanismos que regulan procesos globales en beneficio de los seres vivos y que los propios seres vivos son los que producen estos efectos. Lo que faltaría es encontrar uno de esos procesos en la naturaleza y la hipótesis se convierte en una teoría científica. Pero si ni siquiera se cree en la hipótesis nadie va a buscar esos procesos. Por eso es que Lovelock tuvo que desarrollar su Mundo de Margaritas, para convencer a los demás científicos, no para probar la existencia de tales procesos en la naturaleza sino, por el momento, sólo mostrar que son posibles.

El Mundo de Margaritas es más un invento que un descubrimiento. De hecho, Lovelock lo considera su mayor invento. Le faltaba el descubrimiento en la Tierra de uno de esos procesos y, con los años lo encontró, pero no resultó ser exactamente el Mundo de las Margaritas porque uno los actores resultó no ser un ser vivo. Veamos los detalles. El proceso es el de la regulación de la temperatura de la Tierra mediante el reflejo de la luz del Sol por las nubes. A mayor nubosidad menor temperatura y viceversa. Nada nuevo hasta aquí. Tampoco es nuevo que a mayor nubosidad menos luz que llega al mar, ni que a menos luz menos fotosíntesis y por lo tanto menos producción de algas. En corto, que las nubes afecten a las algas no es nada nuevo. Lo que sí es nuevo, sorprendente, increíble y hasta inverosímil, es que las algas afecten a las nubes. ¿Cómo podrían hacerlo? Pues resulta que si no hay algas no hay nubes en el mar, o hay muy pocas. Las algas producen como desecho un compuesto de azufre conocido como sulfuro de dimetilo, que en la atmósfera se descompone y produce pequeñísimas gotitas de ácido sulfúrico que son indispensables para la formación de las nubes en el mar. Con esto, las nubes afectan la producción de algas y a su vez las algas afectan la producción de nubes.

El ciclo del azufre

Al mismo tiempo que Lovelock buscaba su mecanismo de control, otros científicos buscaban de dónde obtenían las algas el azufre con el que hacen el sulfuro de dimetilo. Sabían que lo obtenían del mar, y que el mar lo recibía de los continentes mediante los ríos. Lo que no sabían era cómo regresaba el azufre del mar a los continentes. Y es que se trata de cientos de millones de toneladas. En los continentes hay pocas fuentes de azufre que, como los volcanes, provean de este elemento tanto a los continentes como al mar. El azufre lo necesitan los seres vivos porque forma parte de las proteínas y otros compuestos esenciales para la vida. Si ni en los continentes ni en el mar hay suficientes fuentes de azufre que aporten esas cantidades, la posibilidad que queda es que se esté reciclando entre los continentes y el mar. Pero permanecía el enigma de cómo regresa del mar a los continentes. La respuesta seguramente ya la están entreviendo ustedes con lo que han leído aquí sobre Gaia. De hecho, la búsqueda de la solución al enigma del azufre fue estimulada por la otra búsqueda, la del mecanismo de control de la temperatura de la Tierra. Y bien: ¿Cómo regresa el azufre a los continentes? Para los que no lo han adivinado: en la lluvia. Lovelock considera como su mayor invento al Mundo de las Margaritas, y como su mayor descubrimiento al Ciclo del Azufre. No es lo mismo invento que descubrimiento.

La Ciencia del Sistema Terrestre

La Ciencia del Sistema Terrestre (EarthSystemScience) es una disciplina nueva inspirada por la Teoría de Gaia. Se basa en las disciplinas tradicionales pero el enfoque lo define el concepto de sistema. La Tierra como un sistema global donde interactúan la atmósfera, la hidrósfera, la litósfera y la biósfera. El énfasis es en descubrir y entender fenómenos o procesos en los que intervienen las cuatro esferas, y que nunca se entenderían trabajando aisladamente. El ciclo del azufre es un ejemplo. El metabolismo de las algas, la formación de nubes en los océanos y el acarreo de azufre por los ríos, aparentemente no se relacionan entre sí. En su descubrimiento fue muy importante pensar en forma gaiana –esto es, en forma global y considerando posibles mecanismos homeostáticos. Ésta es posiblemente la mayor contribución de la Hipótesis de Gaia a la cultura universal: una nueva forma de pensar sobre los procesos que suceden en la Tierra, más allá de como lo hacen las disciplinas tradicionales.

¿Es Gaia Todopoderosa?

Seguramente que ya se les habrá ocurrido que el mecanismo de homeostasis que descubrió Lovelock podría encargarse de evitar el Calentamiento Global. La opinión de Lovelock es que no. De hecho, como seguramente se enterarán, uno de sus últimos libros tiene el título apocalíptico de La Venganza de Gaia. Su posición es que debemos de dejar de quemar carbón, gas y petróleo en las plantas generadoras de energía eléctrica y que debemos reemplazarlas por plantas que no emitan dióxido de carbono. Sus predicciones eran muy pesimistas pero poco a poco las ha ido suavizando. Al parecer, lo que deseaba era asustarnos para de esa manera llamar la atención y que los gobiernos hagan algo al respecto. Sea lo que sea, encontrarán que hay todavía mucha controversia sobre los efectos del Cambio Climático Global. Por lo tanto, no se asusten. Infórmense, comparen opiniones y analicen por ustedes mismos. Y a propósito: ¿Quién es Gaia?

Lovelock vs Molina

A pesar de todos sus éxitos como científico e inventor Lovelock no es infalible, como ningún científico lo es. El hecho de que su Hipótesis de Gaia resultara correcta en sus predicciones, no garantiza que sus opiniones sobre el Cambio Climático Global lo sean. Asimismo, si en algún momento anterior se equivocó sobre otras cuestiones, no significaba que sus ideas sobre Gaia estuvieran equivocadas. Cada cosa tiene qué analizarse siguiendo un criterio de verdad y no por el prestigio o desprestigio de quien lo diga. Así es como se trabaja en la ciencia. Los científicos se critican y se revisan sus resultados unos a otros de tal forma que en corto tiempo se acaban las controversias. El mismo Lovelock fue protagonista de un incidente en el que estuvo completamente equivocado por varios años. Siendo el inventor del aparato para medir cantidades pequeñísimas de compuestos CFC, y además el descubridor de que estos se encontraban distribuidos por toda la Tierra (atmósfera), fue llamado por el congreso de los EEUU para atestiguar si estos eran potencialmente dañinos para la vida. El problema era que Mario Molina de la Universidad de California había demostrado en 1974, que los CFC pueden liberar cloro al descomponerse en las altas capas de la atmósfera y así destruir la capa del ozono. Lovelock atestiguó que los CFC eran extremadamente estables y que los resultados de Molina no eran concluyentes. A la vuelta de 20 años a Mario Molina le otorgaron el Premio Nobel de Química. En los últimos años Lovelock ha sido reconocido con muchos premios alrededor del mundo, aunque no con un Nobel, aunque tal vez lo merezca. ¿Ustedes qué piensan, lo merece? Y a propósito: ¿Quién es Mario Molina? Lean también sobre Thomas Midgley y sus inventos.

El Examen

Como siempre, se presentarán 100 preguntas. Sobre el tema de Gaia serán 20 preguntas. Sobre Aristarco de Samos (XVI olimpiada) serán 30, sobre Rayos y Centellas (XV) serán 25 y sobre Los Colores del Cielo (XIV) serán 25. Las preguntas nuevas serán sobre el presente tema de Gaia, así como en la XVI fueron nuevas las de sobre Aristarco de Samos, en la XV las de sobre Rayos y Centellas y en la XIV sobre los Colores del Cielo. Estas 80 preguntas las pueden consultar en los informes correspondientes a las olimpiadas mencionadas, los cuales están disponibles en esta misma página. Para los que nunca han asistido a una de nuestras olimpiadas se les recomienda ver en YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=Q5d-4HvP32U.

Inscripciones

Por favor recuerden que es muy conveniente para nosotros que se inscriban con anterioridad, ya sea en forma individual o en grupo, electrónicamente según se indica en esta página, porque nos permite planear mejor la cantidad de exámenes que debemos imprimir, preparar un día antes los gafetes con sus nombres, imprimir los diplomas de participación, así como el número de mesa bancos que necesitaremos y la cantidad de alimento que debemos ordenar. Sin embargo, aún si no se inscriben con anticipación, pueden llegar ese mismo día e inscribirse. Hasta la fecha hemos podido manejar a los pocos que a última hora se deciden en participar.

Habrá pan, café, chocolate y frutas para quienes no hayan desayunado. De 8:00 a 10:00 se entregarán los gafetes con sus nombres. A las 10:00 inicia el examen y se suspenderá a las 12:00. Antes de la comida tendremos, como siempre, la visita a varios laboratorios de Geología y Geofísica Aplicada, incluyendo la red sismológica donde se reciben las señales de los sismos que ocurren en Baja California. Entre las 14:00 y 15:00 PM se harán las premiaciones.

Les envío un saludo cordial y buena suerte. Los esperamos en Ensenada.

Atentamente,
Dr. Enrique Gómez Treviño
Coordinador de las Olimpiadas