diciembre 20, 2021 8:52 am

Comunicado de prensa

Exhorto de la Unión Geofísica Mexicana ante el cambio climático

El último reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC por sus siglas en inglés), informa que es inequívoca la influencia antropogénica sobre el calentamiento de la tierra, los océanos y la atmósfera, induciendo a cambios en el clima sobre todo el planeta. El cambio climático inducido por la influencia humana lo vivimos actualmente, siendo particularmente alarmante el incremento en la frecuencia o intensidad de los eventos extremos como son las ondas de calor, la precipitación extrema y las inundaciones, los incendios forestales, las sequías, y el impacto por ciclones tropicales.

El calentamiento global y sus efectos sobre el clima son resultado directo del incremento de gases de invernadero en la atmósfera, los cuales se han incrementado desde el inicio de la era industrial y durante los últimos 50 años han causado un incremento en la temperatura superficial que no tiene precedentes en al menos los últimos 2000 años. Así mismo, en 2019 el nivel de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera alcanzó su mayor valor en los últimos 2 millones de años, y los valores actuales de metano (CH4) y óxido nitroso (N2O) son los mayores de los últimos 800,000 años. Se espera que las temperaturas sigan incrementándose hasta mediados del siglo XXI independientemente de las acciones que se puedan tomar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, si se toman acciones drásticas para reducir y limitar la emisión de estos gases, todavía es posible acotar el incremento de la temperatura global a 1.5 °C, reduciendo así las consecuencias más dañinas del calentamiento global para la humanidad.

Con el último reporte del IPCC queda claro que los países deben tomar decisiones urgentes para reducir los gases de invernadero y evitar que se pase un umbral de temperatura que conlleve a cambios catastróficos en el clima. Bajo dicho panorama, resulta grave confirmar que son pocos los países que están cumpliendo sus metas comprometidas en los Acuerdos de París para limitar la emisión de gases de invernadero, y que durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 en Glasgow, Escocia (referida como la COP26) algunos países incluso buscaron reducir dichos compromisos.

México es altamente vulnerable a efectos del cambio climático, tales como la alternancia entre años de sequías y años de inundaciones extremas y el efecto de ésta sobre la seguridad alimentaria y los recursos hídricos, el impacto de las ondas de calor, el embate de ciclones tropicales y el incremento del nivel del mar en todas sus costas, por nombrar solo algunas de las consecuencias que ya son medibles y atribuibles al calentamiento global antropogénico por encima de la variabilidad natural. La única manera de mitigar estos impactos es colaborando a nivel internacional para reducir los gases de invernadero. Dicha colaboración no solo repercutirá en menores riesgos para el país, sino también en la disminución de los de otros países más vulnerables como las islas naciones, por lo que también hay un sentido de solidaridad internacional en los esfuerzos de reducción de las emisiones de gases de invernadero.

Para limitar la emisión de gases de efecto invernadero y evitar cambios catastróficos en el clima es urgente realizar una transición hacia las energías renovables. Actualmente en México se busca fortalecer la industria petrolera nacional, lo cual es imprescindible para el desarrollo del país. Sin embargo, es necesario utilizar los recursos petroleros para impulsar las energías renovables y así lograr las metas de los Acuerdos de París, al mismo tiempo que se generan empleos para los mexicanos.

Desde la Unión Geofísica Mexicana consideramos que México es un país que puede beneficiarse enormemente de las energías renovables, ya que es un país privilegiado con cantidades abundantes de recursos renovables, como son las energías solar, eólica y marina. La investigación científica y el desarrollo tecnológico que permitan aprovechar esos recursos naturales en las cantidades requeridas deben ser considerados por el Gobierno Federal como temas prioritarios, esenciales para la seguridad nacional de México.

Debido a lo anterior, hacemos un llamado urgente a que todos los actores políticos del país reconozcan la gravedad de la crisis climática y que contribuyan a facilitar la reducción de las emisiones de gases de invernadero en el marco de tiempo comprometido por México en los Acuerdos de París (reducción incondicional del 22% de las emisiones de gases de invernadero y de 51% de carbono negro para el 2030, y reducción condicional para ese mismo año del 36% y 70% respectivamente en función de otros acuerdos globales) y una transición a las energías renovables que garantice la soberanía energética presente y futura de México.

20 de diciembre de 2021

Responsables de la publicación:

Dra. Vanesa Magar Brunner, Presidenta de la Mesa Directiva de la UGM

Dr. Christian M. Appendini, Representante de la sección de Oceanografía y Limnología
Dr. Cuauhtémoc Turrent Thompson, Representante de la sección de Atmósfera

Categorizado en: ,